Ausavil

AVISO

Sentimos advertirle de que su navegador web no está actualizado.

La web a la que intenta acceder utiliza las últimas tecnologías para crear una experiencia de usuario única por compatible únicamente con las últimas actualizaciones de los navegadores web más usados. Para descargarse las últimas versiones de estos navegadores, por favor, escoja en la lista su navegador favorito y descárguelo:

Muchas Gracias.

TODOS SOMOS VENDEDORES

Quizá pienses que tú no tienes nada que ver con la red comercial de Ausavil. ¿Por qué ibas a tenerlo? Tu función principal son las labores puramente administrativas. O tú, tú que estás en recepción, que formas parte del call center, que te encargas de que las oficinas de la empresa luzcan relucientes. ¿Sabías que tú también eres vendedor/a?

 

Y es que todos lo somos. No importa a qué nos dediquemos dentro de Ausavil porque, en realidad, nuestra función es la de vender. Existe una correlación directa entre la cultura de venta y los resultados empresariales. Todo sin olvidarnos, por supuesto, de las necesidades y objetivos de cada departamento. Normalmente, tenemos una visión incompleta del concepto de “vender”. Si pensamos en que el cliente tiene que estar (porque lo está) en el centro de todas nuestras decisiones y, también, de todo lo que hacemos: ¿acaso no vende lo mismo una sala perfectamente agradable y cuidada en la que reunirse con él, que una atención telefónica impecable o el envío de un presupuesto previo al cierre de una transacción?

 

Las empresas que están orientadas al cliente crecen más rápido ¡y mejor! Es tan importante que cualquier eslabón de la cadena (en este caso, del equipo) venda como el propio comercial. Para que las empresas puedan ser más eficaces a nivel comercial deberían luchar para que todos sus empleados sean vendedores. Como decía Steve Jobs “todos los departamentos tendrían que preocuparse por el cliente”. Hace falta una cultura comercial.

 

Desde taller, administración, recursos humanos, comercial….Con complicidad al teléfono, servicio en taller, con orden en cada puesto de trabajo… ¡Todo vende y todos vendemos! Porque desde cada parcela y desde cada departamento, el fin último es lograr la satisfacción de nuestros superiores. Y aquí solo hay un jefe: el cliente.

CONTACT